Sigue a Xataka

Sony Ericsson Xperia X10 Mini, análisis (I): pequeño pero matón

Al llegar el Sony Ericsson Xperia X10 Mini a mis manos, surgieron las mismas sensaciones que cuando analicé el HTC Tattoo, pero multiplicadas por dos, ya que tener prácticamente todas las funcionalidades Android en un teléfono tan pequeño tiene muchas ventajas, pero también contras que voy a repasar en este artículo.

La tendencia en las pantallas Android está en crecer, hemos pasado a que 3.7 pulgadas sea algo normal, y algunos teléfonos se pasean por encima de las 4 pulgadas sin complejos, pero en plena moda nos encontramos con un teléfono firmado por una de las grandes, Sony Ericsson, con sólo 2.55 pulgadas, que condiciona totalmente el tamaño del aparato. ¿A contracorriente?, yo creo que no, simplemente alimentando un mercado que tiene sentido, ya que no todo el mundo quiere teléfonos grandes.

Antes de entrar en detalles creo que lo mejor es que conozcamos al Sony Ericsson Xperia X10 Mini en un vídeo que hemos preparado para vosotros:



Vídeo en blip.tv

Miniaturizando un Xperia X10

Antes de que el Xperia X8 apareciera para situarse en medio, Sony Ericsson decidió miniaturizar de forma extrema el buque insignia de la firma, pero de alguna forma las líneas de diseño son similares, muy limpias y con la misma disposición de botones. En general me gusta, sólo mejoraría un poco la pulsación de los botones físicos.

El teléfono gustará a aquellos que quieran personalizarlo, la carcasa trasera es intercambiable por diferentes modelos que podéis ver en las imágenes que he preparado para el artículo, y algunas son realmente llamativas. Más de dos y tres veces se han parado a preguntarme qué teléfono era el que estaba utilizando.

Las dimensiones concretas del Sony Ericsson Xperia X10 Mini son 83 × 50 × 16mm, quizás el grosor es el aparato menos destacado, pero creo que era realmente difícil ganar terreno en cada proporción.

Sony Ericsson Xperia X10 Mini, análisis (I): pequeño pero matón

En lo que respecta a la calidad de construcción, la considero en la media, quizás la carcasa trasera cruje demasiado al apretarla, y se ha abusado en el uso del plástico. Pero nada preocupante que no encontremos en otros teléfonos de la competencia. La zona delantera está mejor resuelta con un plástico brillante de mayor dureza.

Me ha gustado que Sony Ericsson haya incluido un LED para las notificaciones, un detalle que otras compañías como Samsung están descuidando y para mí son importantes. Otro apartado destacado es la presencia de un sensor de proximidad, que apaga la pantalla durante nuestras conversaciones.

Sony Ericsson Xperia X10 Mini, la pantalla

Para reducir tamaño, la pantalla se queda en 2.55 pulgadas, prácticamente una pulgada menos que un iPhone, y la resolución QVGA es corta pero adecuada para el tamaño, la misma que en un HTC Tattoo. Creo que es importante destacar que la pantalla es capacitiva, por lo que la respuesta a nuestros gestos está asegurada.

Sony Ericsson Xperia X10 Mini, análisis (I): pequeño pero matón

Lógicamente con esa resolución no podemos esperar imágenes muy detalladas, y la tecnología elegida es TFT LCD, lo esperado en los precios que se mueve. Destacamos que sin ser maravilloso, se ve bien a la luz del día: podemos movernos por los menús o ver las fotografías tomadas a plena luz del día.

En lo negativo, y como ocurría con el Tattoo, ya no sólo por ser Android 1.6, la resolución de pantalla no permite acceder a todas las aplicaciones del Android Market.

Tampoco tenemos la mejor pantalla para reproducir contenidos multimedia, ni para la introducción de texto, que en este caso se queda sin opción QWERTY, vamos a ver un vídeo de la propia Sony Ericsson en la que nos presentan los teclados disponibles:

La batería se queda dentro

Detalle curioso, al abrir la tapa trasera nos encontramos con una batería de 950 mAh incrustada en el teléfono, al más puro estilo Apple, teniendo que recurrir al servicio técnico si queremos cambiarla, y sin la posibilidad de hacernos con una segunda unidad para situaciones de emergencia.

Alrededor de la batería tenemos la entrada para tarjetas microSD, en nuestra unidad de 2GB (interna 128MB), y el compartimento para la SIM. Las tarjetas de memoria se pueden introducir con el teléfono encendido. En cuanto a conectores nos encontramos con un peculiar conector para auriculares de 3.5mm, y un puerto microUSB .

Sony Ericsson Xperia X10 Mini, análisis (I): pequeño pero matón

La batería no tiene mucha capacidad, pero al contar con una pantalla tan pequeña, y un hardware eficiente de primera generación Android (Qualcomm MSM 7227 de 600 MHz), la autonomía es bastante buena, consiguiendo dos días de uso intensivo sin problemas. Según datos oficiales, en redes 3G hasta 360 horas en espera, y casi cuatro horas en conversación.

En la segunda parte del análisis conoceremos mejor la interfaz sobre Android desarrollada por Sony Ericsson, las posibilidades de la cámara, y nuestras conclusiones junto a algunas alternativas para el Sony Ericsson Xperia X10 Mini. Os dejo con un vídeo oficial que nos servirá para ir conociendo el funcionamiento del sistema:

El teléfono ha sido cedido para la prueba por parte de Sony Ericsson. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

En Xataka | Sony Ericsson Xperia X10 Mini, análisis (II): pequeño pero matón.
Sitio oficial | Sony Ericsson.
Vídeo | YouTube.



Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios