Sigue a Xataka

Samsung Galaxy S WiFi 4.2

Samsung sigue agrandando su línea de reproductores multimedia basados en el sistema operativo Android, enmarcados dentro de la familia Galaxy de dispositivos. El último en llegar al mercado es el Samsung Galaxy S WiFi 4.2, un exponente de dispositivos que luchan con el para mi referente en el mercado, el iPod Touch de Apple.

Empresas importantes, además de Samsung, trabajan en la misma línea, reproductores de Sony o Archos son buena prueba de ello, pero son muchos los que piensan que esto es una categoría asfixiada por los Smartphones. Para llegar a una conclusión parecida, vamos a conocer con mayor profundidad el producto.

Diseño continuista en la familia Galaxy

Sin sorpresas, en la línea de dispositivos Galaxy, en esta ocasión de serie en color blanco, con una línea plateada alrededor del frontal del reproductor que le da un toque de distinción. En ella están incluidos un par de altavoces, estéreo, a cada extremo del teléfono.

Samsung Galaxy S WiFi 4.2

La consistencia y calidad de construcción es estupenda, y el diseño frontal muy apropiado bajo mi punto de vista, la trasera sin embargo es mucho más simple con los logos dibujados sobre ella.

Ya sabéis como juega Samsung con los materiales, prefiere plásticos de alta resistencia y poco peso a materiales Premium. Los tres botones físicos (volumen, encendido y frontal) funcionan muy bien.

Las dimensiones completas son: 66.1 × 123.8 × 8.99 milímetros y el peso, 118 gramos. Los auriculares incluidos de serie son bastante decentes, con mandos de control, también en tono blanco a juego con el reproductor (podéis verlos en la galería al final del artículo).

Buena pantalla de 4.2 pulgadas

Samsung

Empezamos por un aspecto importante en un dispositivo multimedia como este, la pantalla, en la que Samsung nos sorprende con un tipo de panel que no suele ir de la mano de su producción: IPS.

Las 4.2 pulgadas de pantalla determinan un tamaño muy manejable, y cuenta con una resolución estándar en dispositivos Android, 800×480 píxeles. Teniendo como referencia a pantallas de Smartphones, la del Galaxy S 4.2 para mi es notable, se ve bien en exteriores, los colores son fieles a la realidad y cuenta con buenos niveles de brillo y ángulos de visión.

Es sin duda uno de los puntos más positivos del gadget, mejor que lo que podemos ver en otros reproductores. Siendo exigentes podemos decir que en resolución pierde con su competidor en Apple, pero aquí tenemos mayor tamaño y una calidad similar con colores más vivos.

Sin sorpresas en el hardware interno

Samsung Galaxy S WiFi 4.2

Samsung vuelve a tirar del hardware que tiene más que explotado en el mundo de los teléfonos, pero claro está, sin la parte de comunicaciones. Se trata de un Exynos 3110, que podemos encontrar en otros dispositivos de la casa, como algunos Galaxy S de primera generación que aparecieron en Estados Unidos.

Con un procesador de un solo núcleo que funciona a 1GHz y 512MB de RAM, podéis haceros una idea de lo que podemos cargar en él en lo que respecta a aplicaciones. Cuando ejecutamos juegos 3D, lucen bien en la pantalla, pero si están muy cargados se nota que no hay mucho de donde rascar de la GPU PowerVR SGX540.

A mi entender el benchmark más completo que podemos pasar es el Vellamo, os dejo con los resultados:

Vellamo

Buen detalle el hecho de haber incluido receptor GPS en el reproductor, lo que nos permite usar aplicaciones que necesitan de geolocalización. No faltan sensores como giroscopio, acelerómetro, y brújula digital. La conectividad del equipo es WiFi, y el funcionamiento del GPS es independiente de la misma.

La memoria interna del modelo que estoy probando es de 8GB (no puedo confirmar pero creo que habrá versiones de 16 y 32GB), ampliable vía MicroSD, y la batería de 1.500mAh, como la que tenemos en Smartphones, y por lo tanto reemplazable.

Sobre la autonomía, al no contar con las funcionalidades telefónicas y una batería de similar tamaño, la duración crece sobremanera. Podemos reproducir más de cuarenta horas de audio, o seis horas de vídeo de una tacada.

Nos quedamos en Gingerbread

Si en teléfonos móviles no se parten la cabeza por incluir Ice Cream Sandwich, en un reproductor multimedia Android tampoco esperábamos mucho más. Se estrena con Android 2.3.6 y la personalización TouchWiz.

Samsung

Si no os gusta la combinación, ya sabéis que siempre podemos tirar de launchers que tenemos en Google Play, y con el tiempo llegarán ROMs cocinadas con nuevas o especiales versiones de Android, aunque su soporte no será tan importante como el que pueda tener un teléfono móvil.

Tenemos una buena ración de aplicaciones de serie, como Samsung Smart View o AllShare para conectar vía DLNA con pantallas grandes. También vienen unas cuantos juegos de Electronics Arts como parte de un acuerdo de lanzamiento: FIFA 12, Hot Pursuit, Sims 3, Tetris…

En lo que respecta a lo multimedia, se porta muy bien en la reproducción de vídeo, aunque no dispone de salida física (HDMI) para llevar el contenido a pantalla grande. Los formatos soportados de serie son DivX, WMV, MPEG4, H.264, MP3, WMA, AAC, Ogg, y FLAC. También tenemos radio FM y filtros de sonido preestablecidos gracias a Sound Alive.

Electronics Arts

Usándolo como un manos libres

Resulta curioso el modo de funcionamiento como manos libres Bluetooth (versión 3.0), podemos hermanar el dispositivo con un teléfono y podemos recibir las llamadas en él, y aprovechar por ejemplo sus altavoces como manos libres, o si queremos tener el teléfono guardado en el bolso.

No hace falta informar que para esta funcionalidad el nuevo reproductor Galaxy cuenta con un micrófono en su parte inferior, que también nos servirá con aplicaciones en las que la grabación de audio sea necesaria.

Manos libres

Cámaras muy justas en calidad

Se agradece que un reproductor multimedia cuente con cámaras, especialmente la frontal (VGA) para realizar videollamadas gracias al soporte que Android y aplicaciones nos presentan. Pero la cámara principal es bastante justa.

Los reproductores anteriores, el Player 4.0 y 5.0, tenían un módulo de 3.2 megapíxeles, aquí Samsung ha decidido que es menos importante y lo baja a 2.0 megapíxeles con enfoque fijo. Difícil tomar fotos de calidad, o vídeos decentes, aunque estos últimos no están tan mal. Un ejemplo:

Samsung Galaxy WiFi S4.2, conclusiones

Ya introducimos la idea al comienzo de este análisis, este tipo de dispositivos se encuentran asfixiados por la existencia de Smartphones equivalentes. Está claro que son más caros y nos suelen atar a planes de datos, pero quién no tiene uno hoy en día, que además hace prácticamente todo lo que nos ofrece el nuevo reproductor de Samsung.

Con esto no digo que no tengan razón de ser, Apple y Samsung siguen apostando por ellos, y en el caso de los coreanos con multitud de tamaños distintos. Hay compradores que sólo quieren un buen reproductor, con acceso a Internet y aplicaciones, y además se les ajusta mejor al presupuesto.

iPod

Dejando claro que no es un portento en potencia, pero cuenta con un buen sonido y pantalla, además del acceso a todos los servicios Google, su adquisición se convierte en algo bastante personal.

Si tengo que hacer una elección, como “reproductor inteligente” para llevar encima, prefiero un iPod Touch de última generación, es más pequeño y la cantidad y funcionamiento de las aplicaciones es comparable al de un iPhone 4. También cuenta con un número de accesorios más importante.

En su favor, decir que tenemos ranura de tarjeta MicroSD, por lo que es más fácil tener más memoria a mano, además de que tiene un soporte de formatos multimedia más amplio. Un paso por debajo tenemos el Samsung Galaxy Player 3.6, pero pierde con respecto al que nos ocupa por pantalla, resolución, proceso o altavoces.

Samsung

Me gusta
mas.jpg
  • Pantalla con panel IPS
  • Diseño y calidad de construcción
  • Acceso a todos los servicios Google
  • Auriculares decentes de serie
  • Altavoces estéreo
  • Receptor GPS
No me gusta
menos.jpg
  • La calidad de la cámara principal en foto y vídeo
  • Potencia justa para juegos 3D de última generación
  • Precio poco competitivo

Precio y disponibilidad en España

El Samsung Galaxy S WiFi 4.2 ya está disponible en el mercado con un precio de 199 euros. A mi me ha llegado una unidad completamente blanca, pero en la web oficial aparece una con la trasera en negro.

Como veis un precio que lo coloca directamente a competir con el más pequeño pero capaz iPod Touch de cuarta generación, y también muy cercano al de algún Smartphone libre con potencia y posibilidades similares.

Samsung Galaxy S WiFi 4.2

Samsung Galaxy S WiFi 4.2, galería de imágenes

Ver galería completa » Samsung Galaxy S WiFi 4.2 (13 fotos)

El reproductor Samsung Galaxy S WiFi 4.2 ha sido cedido para la prueba por parte de Samsung. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | Samsung
En Xataka | Galaxy S WiFi 4.2, ¿luchando por la categoría imposible?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios