Sigue a Xataka

QNAP TS-269L y WD Red RAID 0

El análisis que os traemos hoy mezcla dos productos que intentan ofrecer un gran rendimiento. Por un lado tenemos el QNAP TS-269L, un NAS de muy buenas características con un potencial pensado en los usuarios más avanzados; y por otro lado un RAID 0 de discos Western Digital Red, la gama de almacenamiento para NAS de WD.

El conjunto es sumamente atractivo al ofrecer un muy buen rendimiento además de cientos de funcionalidades incluídas en el firmware proporcionado por QNAP. Los discos prometen estar optimizados para NAS y han funcionado realmente bien.

El NAS: QNAP TS-269L

QNAP TS-269L se basa en un procesador Intel Atom de doble núcleo a 1.86 GHz. y 1 GB de memoria RAM de partida, aunque ésta puede ampliarse hasta los 3 GB. Dispone de dos bahías para discos duros de 2.5 o 3.5 pulgadas con interfaz SATA 2, dos puertos Ethernet Gigabit, varios puertos eSATA, USB 2.0 y 3.0. El tamaño es relativamente pequeño, 150×102×216 milímetros, razón por la cual sólo incluye un ventilador de 7 centímetros en la parte trasera.

El conjunto es realmente silencioso y se mantiene a una muy buena temperatura. El ventilador se pone en funcionamiento a las máximas revoluciones tras pulsar el botón para encender el dispositivo, posiblemente como medida informativa de que funciona correctamente, y en nuestro uso no se vuelve a escuchar más con esa intensidad. En un ambiente nocturno quizá sí se oiga un leve zumbido de fondo que puede llegar a molestar, pero no es sumamente preocupante. En un horario diurno sí se escucha pero muy de fondo, nada que no pueda ser solucionado con unos auriculares y un poco de buena música.

QNAP TS-269L y WD Red RAID 0

Por supuesto también nos encontraremos con múltiples indicadores luminosos que informan sobre el estado del propio NAS. Todas las luces excepto una son de color verde y se iluminan poco, suficiente como para verlas si te fijas en ellas pero sin molestar ni iluminar el ambiente por la noche. La única luz de diferente color es la que indica que el dispositivo está conectado a la red local, enviando y recibiendo datos a través de uno de los dos Ethernet incluídos.

La carcasa del QNAP TS-269L es metálica, robusta y con buena apariencia. El conjunto es oscuro, con el frontal negro y el resto de partes en gris oscuro, perfecto para pasar desapercibido. Para funcionar requiere estar conectado a un router a través de un cable Ethernet y por supuesto a la corriente eléctrica, para lo que utiliza una fuente de alimentación externa bastante generosa en dimensiones, aproximadamente de 15×5.5×3.5 centímetros.

Los discos duros: WD Red

Tenemos dos Western Digital Red, la gama de discos duros de WD pensada en exclusiva para dispositivos de tipo NAS. Por supuesto para aprovecharlos al máximo decidimos conectarlos en RAID 0, manteniendo la capacidad completa y a la vez su mejor rendimiento. Son dos unidades de 2 TB cada una, haciendo un total de 4 TB.

QNAP TS-269L y WD Red RAID 0

Hemos probado el límite de esta tecnología y por ello la configuración escogida, pero es necesario comentar que RAID 0 no es la opción más segura. Si uno de los dos discos sufre un problema estaríamos arriesgando toda la información, algo verdaderamente grave en muchos casos. Para solucionar esto lo mejor sería optar por un RAID 1, una opción permitida en el TS-269L y con la que se copia la información de un disco a otro. En este caso tendríamos “sólo” 2 TB de datos, pero la información estaría duplicada para evitar pérdidas en caso de malfuncionamiento en una de las unidades.

Tras este inciso, los WD Red no se diferencian en nada de otro disco duro, más allá de evidentemente su etiqueta roja. A primera vista podrían parecer cualquier disco duro convencional. Se instalan como cualquier otro disco, el NAS los reconoce a la primera sin mayor inconveniente, los formatea e instala en ellos el software necesario. Si me dicen que es cualquier otro disco de WD me lo hubiese creído.

El rendimiento ofrecido es alto, quizá más culpa del RAID 0 y de que al fin y al cabo son dos discos de 2012 que por su calificación de discos pensados para NAS. Según el Intel NAS Performance Toolkit, un interesante benchmark para almacenamiento en red, el rendimiento es de 37,994 MB/s que se ratifica según nuestras pruebas:

  • Varios ficheros de vídeo, un total de 15.9 GB en 6 minutos y 53 segundos, a una media de unos 39 MB/s
  • Un único fichero de vídeo de 900 MB en unos 24 segundos, a una media de unos 37 MB/s

Si bien es cierto que en ATTO Benchmark los resultados son notablemente más altos, superando los 100 MB/s e incluso situándose cerca de 110 MB/s en algunos casos:

ATTO benchmark QNAP

Las amplísimas funcionalidades ofrecidas

QNAP ha actualizado recientemente el firmare de sus NAS, entre ellos el TS-269L. Las novedades de TurboNas 3.8 se centran en el diseño de la interfaz más que en las funcionalidades, donde mantiene una enorme lista de posibilidades que van desde aplicaciones orientadas al mercado de consumo (servidores de descargas, multimedia o videovigilancia) a otras más profesionales (sistemas de copias de seguridad, cuentas de usuarios o servidores SQL).

Ver galería completa » QNAP Firmware 3.8 (9 fotos)

En las aplicaciones relativas a nosotros los usuarios todo ha funcionado correctamente. Hemos podido probar los servidores multimedia (distribución de audio, vídeo y fotografías por red local, DLNA y UPnP) así como por supuesto el servidor de descargas, mi aplicación favorita en estos dispositivos y en la que nos centraremos un poco más.

QNAP Download Station

Su nombre es DownloadStation y permite descargas directas, pero también ficheros .torrent y enlaces Magnet que tanto proliferan últimamente por la red. La descarga es ordenada y alcanza unas velocidades muy buenas, en mi caso llegando al límite de mi conexión a los pocos minutos de encender el dispositivo y tanto en descarga como en subida de datos. La interfaz es sencilla y muy intuitiva, ofreciendo un listado con todas las tareas disponibles que pueden filtrarse según estén en proceso de descarga, pausadas u otras. Un punto negativo es que el máximo de tareas mostradas en una unica página es de sólo 25, lo cual puede ser una cifra un tanto corta para un dispositivo genial para estos menesteres.

Toda la configuración y administración del NAS se realiza a través de un navegador Web, y no hemos tenido problema en ninguno de los utilizados: Chrome, Firefox, Internet Explorer o Safari, tanto en un sistema Windows 7 como en Mac OS X. Siempre ha funcionado sin problemas y muy correctamente.

QNAP NAS

Sin embargo, una forma de conexión con el NAS es a través de una serie de protocolos que facilitan enormemente esta tarea. A través de ellos podemos añadir el NAS como una unidad de almacenamiento en red, apareciendo como tal tanto en el Explorador de Windows si utilizamos el sistema de Microsoft, como en el Finder si tenemos un equipo Apple. Después simplemente tendremos que hacer click con el ratón, autentificarnos en el NAS y listo: ya podremos acceder a toda la información como si estuviese en local. Es cierto que se nota un leve retardo, pero hay que reconocer que es menor que en otros NAS que hemos probado debido tanto a los dos WD Red en RAID 0 como al alto rendimiento aportado por el hardware del NAS QNAP.

Los móviles juegan un importante papel

Mientras probaba el QNAP TS-269L descubrí que el fabricante tiene varias aplicaciones para smartphones, por ahora tanto en iOS como en Android. Mi teléfono personal tiene este último sistema operativo, con lo que había que probar qué tal.

Las aplicaciones disponibles comparten una misma estética en la interfaz de cada software, aunque varían sensiblemente las unas a las otras. Si el teléfono está conectado en la misma red local que el NAS, las aplicaciones son capaces de detectarlo automáticamente, con lo que nos olvidaremos de introducir IP. Simplemente nuestro usuario y contraseña, y listo.

QNAP Android app

Una vez autentificados en el sistema, cada aplicación permite una tarea concreta. Por ejemplo, Qmanager sirve para administrar y configurar ciertos parámetros del NAS, como por ejemplo activar o desactivar ciertos servidores o incluso comprobar el estado de nuestras tareas en la Download Station. Por su parte, la Qfinder nos da acceso al listado de carpetas y ficheros, donde incluso podremos abrir ciertos archivos multimedia (audio en .mp3 sin problemas, aunque en vídeo por ejemplo no reconoce .mkv) o descargarlos a nuestro teléfono. Por último, Qmobile nos permite conectarnos al servidor multimedia – siempre que éste esté activado – y reproducir su contenido además de subir las fotografías capturadas desde nuestro teléfono al NAS.

QNAP Android app

En el uso son tres aplicaciones que proponen una serie de funciones interesantes y necesarias en estos tiempos en los que todos tenemos un ordenador en nuestro bolsillo, y que complementan muy correctamente a un dispositivo en red. Se echa en falta que las tres aplicaciones no tengan una misma interfaz en común, ya que son parecidas pero no iguales: por ejemplo, la interfaz de login es diferente en las tres. También es necesario comentar que existen algunos problemas debido a los cuales las aplicaciones se cierran inesperadamente en algunos momentos, pero entendemos que QNAP estará trabajando para solucionarlo en futuras nuevas versiones.

QNAP TS-269L con WD Red en RAID 0, conclusiones

Buenas sensaciones, todo sea dicho. El dispositivo promete cientos de funciones y servicios, de los cuales un usuario normal apenas usará una decena de ellos, a lo sumo. La instalación y primera configuración es muy sencilla e intuitiva, al igual que su uso en el día a día.

QNAP TS-269L y WD Red RAID 0

Lo que más me ha gustado de esta combinación de QNAP TS-269L y WD Red es el rendimiento ofrecido, por encima de lo que he podido probar en otros NAS. El envío de datos se nota que no es en local ya que tarda un par de décimas de segundo en conectar, pero es bastante rápido.

Las aplicaciones probadas han funcionado correctamente. El servidor de descargas denominado Download Station ha demostrado ser muy eficiente, con tasas de transferencia casi llegando al límite de lo ofrecido por mi conexión a Internet.

Por último, los precios de las unidades probadas:

  • QNAP TS-269L: 450 euros
  • Western Digital Red 2 TB: 240 euros, a razón de unos 120 euros cada unidad.

En total unos 690 euros por la combinación de los productos. Una cifra ciertamente alta, con parte de culpa en el NAS que es algo caro para ofrecer “sólo” dos bahías. Es necesario reconocer que es uno de los NAS más potentes del mercado y de los pocos que ofrecen ampliación de memoria RAM hasta los 3 GB.

Ver galería completa » QNAP TS-269L y WD Red, análisis (12 fotos)

Más información | QNAP, Western Digital.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

20 comentarios