Sigue a Xataka

Motorola Atrix

Cerramos por fín este largo análisis del Motorola Atrix con una última entrega que no es habitual, pero que, en este caso, lo merece. Ya hemos visto en detalle las características del Atrix y su comportamiento sobre el terreno, pero el terminal de Motorola es mucho más que un móvil.

Dos accesorios diseñados por la compañía, el Motorola Lapdock y el Motorola HD Multimedia Dock permiten convertir el teléfono en una especie de réplica de un ordenador portátil o incluso un sobremesa. ¿Funcionan bien? ¿Son útiles? Las respuestas a continuación.

El Motorola Lapdock

El Lapdock es, en esencia, una carcasa de portátil con una batería extra, un teclado, y una pantalla de 11.6 pulgadas y resolución 1366×768 píxeles. No hay nada más, salvo el sistema de almacenamiento para el exíguo sistema operativo de apoyo que incluye, como estrella, el navegador Firefox completo.

Motorola Atrix

En consonancia con esto, no esperéis que el Lapdock sea capaz de nada que el móvil no pueda hacer en cuestión de potencia de hardware. Una de las primeras preguntas que nos viene a la cabeza es si hubiera sido muy difícil añadir algo de memoria y espacio de almacenamiento auxiliar en el Lapdock. La respuesta quizá venga si algún día sacan una segunda versión.

Físicamente, el Lapdock es casi del mismo tamaño que el Macbook Air, aunque tiene más fondo y pesa un poco más (1,08 kilos) que el icónico portátil de Apple. En el lateral podemos ver las dos conexiones USB que soportan sin problema todo tipo de dispositivos de almacenamiento o periféricos como ratones inalámbricos.

El Lapdock no tiene botón de encendido. Para activarlo basta con enchufar el Atrix encendido en el dock abatible de su parte posterior y, tras una espera de unos tres segundos, ya podemos funcionar con toda normalidad.

Motorola Atrix

El punto que menos nos ha gustado de la construcción del Lapdock es el teclado. Aunque ocupa un espacio similar al de los netbook del mismo tamaño, las teclas son muy pequeñas, lo que reduce bastante su comodidad de cara a un uso prolongado. El touchpad que trae es amplio, cómodo y preciso, pero no admite gstos multitáctiles.

La pantalla se porta especialmente bien a la hora de esquivar reflejos, y ofrece una calidad visual suficiente incluso en ángulos bastante oblicuos. En cuanto a baterías, Motorola asegura que el Lapdock tine una autonomía de en torno a las 8 horas de navegación o seis en reproducción de vídeo. La cifra real es más bien de 5-6 horas de uso web, que tampoco está nada mal, sobre todo si tenemos en cuenta que además está cargando el móvil.

Motorola HD Multimedia Dock

Si el Lapdock es el accesorio que convierte al Atrix en portátil, el Multimedia Dock hace lo propio pero imitando a una especie de equipo de sobremesa. Las conexiones incluyen HDMI, y tres puertos USB a los que, para nuestras pruebas, enchufamos un teclado y ratón inalámbricos de Logitech que funcionaron a la perfección.

Motorola Atrix

En cuanto a la calidad visual, nos ha causado una grata impresión el haber conectado el Multimedia Dock a un televisor FullHD de 32 pulgadas para descubrir una estupenda calidad de imagen incluso a ese tamaño. Los mismo ocurre con el audio que, sin ser de grado sinfónico, resultará muy agradable a la mayoría de los oídos. Un último detalle es el pequeño mando a distancia que viene incluido con el Dock y que permite controlar Android cómodamente repatingado.

En España, el Lapdock no entra dentro de la subvención de ninguna operadora, por lo que su precio es de 299 euros. En cuanto al HD Multimedia Dock, Movistar lo regala en algunas ofertas promocionales. Si tenemos que comprarlo por nuestra cuenta, su precio es de 89 euros.

El sistema operativo

Quizá resulte un poco exagerado hablar de sistema operativo para definir lo que ofrecen el HD Multimedia Dock y el Lapdock. Visualmente, la pantalla de inicio muestra siempre una ventana con el mismo tamaño y funcionamiento que la pantalla real de nuestro móvil. Un dock inferior nos da acceso a un puñado de servicios entre los que encontramos las opciones básicas de teléfono, una aplicación de Facebook que resulta exactamente igual que su versión web, un centro multimedia, explorador de archivos y el acceso a Firefox.

Motorola Atrix

El centro multimedia es una de las mejores herramientas, con un interfaz sencillo y cuidado que nos deja navegar muy agilmente por fotos, vídeos o música.

En cuanto al navegador, es compatible con Flash 10.1 y soporta todo lo que la versión PC de Firefox pueda soportar, salvo la instalación de plugins. La clave aquí es preguntarse: ‘¿Para qué uso el portátil habitualmente?’. Si puedes emular todo lo que haces con un netbook mediante servicios web como Picasa, Google Docs, o Dropbox, entonces el Lapdock es tu elección perfecta.

Si por el contrario necesitas aunque sólo sea una o dos aplicaciones instaladas para funcionar, mejor piensa en un ordenador de verdad. Tanto el HD multimedia Dock como el Lapdock permiten hacer muchas cosas (tantas como puedan hacerse con el navegador y todas las aplicaciones de Android que podamos descargar) pero no sustituyen a un ordenador hecho y derecho, da igual en que sistema operativo estemos pensando.

Motorola Atrix

Motorola ofrece la posibilidad de utilizar servicios de escritorio remoto como Citrix, pero seguimos estando en las mismas, la potencia del sistema es la de un móvil de doble núcleo, no la de un odenador, y eso acaba por notarse.

En este sentido, si tuvieramos que elegir, nos quedaríamos con el HD Multimedia Dock, primero porque es mucho más asequible, y segundo porque puede usarse pefectamente como accesorio para navegar o incluso trabajar un poco desde la comodidad del televisor. El Lapdock nos genera más desconfianza porque un portátil debe tener todo lo necesario para que podamos funcionar en cualquier parte, y mucho nos tememos que llegará un día en el que no podremos realizar una tarea, sencillamente porque este estiloso accesorio no da más de sí.

Motorola Atrix, conclusiones

Aunque no es el terminal de doble núcleo más potente o mejor acabado que hay ahora en el mercado, el Motorola Atrix resiste perfectamente la comparación. Salvo algunos problemas menores en el interfaz o el rendimiento, todas sus funciones nos han parecido muy correctas. En la carrera, lo que el Atrix no consigue por hardware lo consigue con detalles como el del botón con lector biométrico de huellas dactilares, y accesorios como el HD Multimedia Dock.

Motorola Atrix

Este último es, probablemente, unos de los mejores accesorios para móviles que hemos visto ultimamente. A nivel de software necesita actualizarse a Gingerbread. A nivel de Hardware el diseño no nos ha enamorado especialmente, pero su autonomía de baterías es buena y la resolución de pantalla lo hace ganar puntos. Por último, sí que es cierto que el terminal no sale barato si lo comparamos a otras ofertas de doble núcleo que ya hay en las tiendas.

Motorola Atrix, partes del análisis

  • Motorola Atrix, análisis (IV). El Motorola Lapdock y el HD Multimedia Dock

El teléfono ha sido cedido para la prueba por parte de Movistar. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | Movistar

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios