HTC Sensation, análisis (IV). Turno para el Snapdragon de doble núcleo

Sigue a Xataka

HTC Sensation

Conocimos al HTC Sensation en su aspecto exterior, descubrimos las novedades de la versión 3.0 de la personalización HTC Sense, y valoramos su funcionamiento como teléfono descubriendo algunos problemas en conectividad. Ahora le toca el turno al hardware puro y duro, enterarnos que tenemos dentro, y comparar un poco con lo que hay en el mercado.

Antes de ponernos a hablar sobre pruebas de rendimiento, vamos a conocer el chipset del HTC Sensation. En primer lugar estrena hardware de doble núcleo firmado por Qualcomm, en concreto el nuevo Snapdragon MSM8260 a 1.2GHz, con una GPU Adreno 220, y 768MB de RAM.

MSM8260 pertenece a la tercera generación del SoC Snapdragon, está desarrollado con tecnología de 45nm, y en esta versión se queda en 1.2GHz, pero veremos estirar sus núcleos hasta los 1.5GHz en otras versiones. Los núcleos son ARM, pero no se trata de Cortex-A9 como en su más directa competencia, sino de un diseño propio denominado Scorpion.

Además del Sensation, sabemos que el ASUS Eee Pad MeMO o el HTC EVO 3D también lo llevan. Es muy posible que sea utilizado también por tablets Honeycomb, para que os hagáis una idea de su potencia, se habla de modelos de ASUS y de la Huawei MediaPad.

Doble núcleo, pasando al siguiente escalón

Cuatro teléfonos Android con doble núcleo

Sobre el papel tenemos un teléfono para estar a la altura de Samsung Galaxy S2 o LG Optimus 2X, cuestión que no se ve refrendada en los benchmarks, a los que tenemos que darle la importancia que se merecen.

Debemos recordar que el año pasado el mejor hardware con procesador de un solo núcleo era el Hummingbird de Samsung, pero la realidad es que poco tenían que envidiarle la legión de teléfonos Snapdragon, si no sacaban rendimiento de ello. Esta generación puede cambiar bastante esta situación:

  • Cuando llegue Ice Cream Sandwich, y exprima mayores posibilidades en tablets y teléfonos, que compartirán hardware.
  • Los juegos de nueva generación también serán un buen termómetro, pero dejando a un lado lo poco que se ha presentado en Tegra Zone, no hay material diseñado para procesadores de doble núcleo.

Afortunadamente Qualcomm también está promoviendo la optimización y desarrollo del software a su plataforma. A continuación una demostración gráfica por parte de Gameloft en el juego Desert Winds sobre el hardware del Sensation:

El salto con respecto a los Desire S/HD es importante

Según la propia HTC, su Sensation abre aplicaciones al doble de velocidad que lo haría un Desire HD, cuestión que no podemos cuantificar, pero sí podemos asegurar que el sistema va mucho más suelto y se muestra más capaz, teniendo en cuenta además que Sense 3.0 es algo más exigente que su versión anterior. Como os hablamos en el apartado de la batería, su autonomía también es superior en el Sensation.

Hablando en porcentajes, se puede decir que un Sensation es del orden de un 30 a un 40% más potente que un HTC anterior, manteniendo batería y soportando una mayor resolución. La GPU Adreno 220 es un 25% más potente que la Adreno 205 de los Desire S/HD.

En la práctica podemos hablar muy bien del trabajo con aplicaciones como Google Maps o el navegador web con páginas que incluyen contenidos Flash. Los vídeos con la tecnología de Adobe cargan rápido y no representan un problema hasta 720p.

Benchmarks, el último de la clase

Resulta curioso, pero este teléfono utiliza lo último que Qualcomm tiene en el mercado, y sobre el papel y con los principales benchmarks del mercado, está por detrás de Nvidia Tegra 2, TI OMAP4 y Samsung Exynos. Pero no nos llevemos a engaños, el león está dormido y llegarán actualizaciones del sistema operativo y juegos que saquen rendimiento del hardware, ya que en los próximos meses diferentes tablets y teléfonos recurrirán al chipset del Sensation.

chips.jpg

Otra cuestión es la comparación que podamos realizar en la práctica, donde no encontramos tantas diferencias, y sí mucho calor, porque estos teléfonos se calientan cuando les exigimos, lo notamos especialmente en el teléfono de Samsung.

Entrando en terrenos en los que no juega la mayoría del público que compra estos teléfonos, encontramos una ventaja en el teléfono de Samsung, que no tiene su bootloader bloqueado, y pone las cosas más fáciles a los cocineros de ROMs. Recientemente hemos visto como estiraban la velocidad del reloj hasta los 1.4GHz. Afortunadamente HTC ha cambiado de opinión de cara a sus futuros terminales.

Otro punto a tener muy en cuenta a la hora de comparar resultados, es que la pantalla del HTC Sensation tiene un 35% más de píxeles que Samsung Galaxy S2 o Desire HD, es un trabajo extra bastante importante para el hardware, además de una ventaja para todos aquellos que gustan de imágenes bien definidas.

chipset.jpg

Si queréis conocer mejor sus especificaciones con respecto a la competencia, os invitamos a pasar por nuestra comparativa. Vamos con los benchmarks:

  • Al pasar Quadrant mucha gente se puede asombrar que los números pocas veces sobrepasen la cifra de 2.000, pero debemos entender que la mayor resolución aquí cuenta. De todas formas queda significativamente por detrás de la competencia, el Samsung Galaxy S2 barre pasando de la cifra de 3.300.
  • En otras herramientas importantes como Linpack Pro, llegamos a cifras de 46MFLOPS, superando ligeramente al Galaxy S2.
  • Si pasamos el famoso Neocore, llegamos a las 58 imágenes por segundo, y 42.7 en Nenamark (en ambos benchs las cifras son similares al Galaxy S2). Esperamos pronto ver aplicaciones que nos demuestren de qué es capaz la nueva GPU Adreno 220.
  • Pasando SunSpider, un benchmark javascript, conseguimos números cercanos a 6.500, casi el doble que con un Galaxy S2 (menor cifra, mejor rendimiento), por lo que aquí habría que trabajar en la optimización del navegador.
  • Terminamos con GLBenchmark 2.0, otro bench que mide la potencia gráfica de los equipos, donde destacamos la solución de Nvidia en el LG Optimus 2X, a pesar de tener sólo 512MB de RAM, pero en la que barre el chipset de Samsung:

glbenchmark.jpg

La completa conectividad del HTC Sensation

Además del problema que encontramos en la conectividad WiFi al coger el teléfono de determinada manera, nos hemos dejado por comentar otros aspectos. Por ejemplo, que cuenta con conectividad Bluetooth 3.0 (A2DP), con el que podremos conectar unos auriculares compatibles o enviar archivos de forma inalámbrica (FTP/OPP).

La citada conectividad WiFi 802.11b/g/n se ve acompañada del soporte DLNA, que nos permite conectar con dispositivos certificados para compartir contenidos sin usar cables. Si lo que queremos es calidad y no nos importan los cables, HTC tiene entre sus accesorios un convertidor del puerto MHL en HDMI. En cuestiones multimedia el teléfono anda sobrado de potencia, podemos reproducir vídeos en alta resolución sin problema.

Por último destacar el buen funcionamiento de la creación de un punto WiFi, que he estado usando durante una semana, a veces con dos equipos conectados al teléfono, y he quedado más que satisfecho. El software es sencillo y funcional, pero debemos de tener en cuenta que la batería sufre con esta opción.

DLNA

HTC Sensation, diferentes partes del análisis

El teléfono ha sido cedido para la prueba por parte de Vodafone. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | HTC



Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

41 comentarios