Sigue a

HTC One en la mano

Creo que muchos de los que hemos asistido a la presentación hoy del HTC One hemos compartido una sensación parecida, la de estar ante el que probablemente sea el lanzamiento más importante de HTC en muchos años, incluso por encima de Magic y de Desire.

Finalmente HTC decidió que su terminal estrella de este año no compartiría protagonismo con ningún otro teléfono de gama media ni con su rumoreada vuelta a los tables.

Apenas hemos pasado unos minutos con el HTC One, una primera toma de contacto para tocarlo y empezar a jugar con algunas de las funcionalidades de las que HTC presume como “la mejor experiencia” para el uso que damos ahora a los smartphones

El HTC One en mano

Muy buenas sensaciones las que transmite el HTC One. Los acabados rezuman calidad – sobre todo el uso de aluminio -y en mano el teléfono gana frente a las fotografías: agradable al tacto, ligero y sin sensación de aparatosidad pese a sus 4.7 pulgadas. Ya lo comentamos en el análisis del HTC One X+, están en un gran momento en estos aspectos.

HTC One trasera

Puntos llamativos en torno al diseño: es más rompedor con la línea que venía siguiendo HTC en los últimos tiempos que cualquier móvil que sacaron en 2012 en Europa, pero muy cercano a otros terminales como su Butterfly. A muchos les ha evocado la imagen de iPhone o incluso de la Blackberry Z10, pero les reconocería que tienen aspectos llamativos únicos como los dos altavoces (que HTC apunta que además mejoran la calidad de sonido).

La primera impresión respecto a la pantalla del HTC One es excelente, tanto en exterior como en interior, siendo sin duda es uno de los apartados que habrá que mirar con lupa en la reseña porque apunta a ser un valor diferenciador. En potencia, sin comentarios, con lo que tiene en las tripas se nos antoja un desafío el poder ejecutar algo sobre Android que pueda ponerlo en dificultades, pero lo intentaremos.

Blinkfeed en el nuevo HTc

BlinkFeed, nuevo Sense… la capa HTC sobre Android

Suele ser un tema espinoso el de las personalizaciones y el supuesto valor añadido de los fabricantes sobre la experiencia Android “pura”. HTC lleva muchos años con Sense, que ahora remodela para priorizar como diferenciador BlinkFeed.

¿Qué es BlinkFeed? Nuestra primera sensación es que es algo a caballo entre los “tiles” de Windows Phone en tanto en cuanto presenta “iconos / ventanas vivos” y Flipboard, como experiencia de agregador de contenidos y de redes sociales. Lo interesante es que si no nos convence, siempre tendremos la experiencia más típica de matriz de iconos, como ya detallamos en el artículo a fondo sobre este apartado.

Sin duda será otro punto a destripar a fondo porque es muy llamativo pero habrá que contrastar si la experiencia final es tan buena como la pintan más allá de empezar a jugar con ella y si hay realmente un valor añadido que uno no pueda conseguir configurando a mano sus propios widgets, launcher y lector de noticias.

¡Ultrapíxeles! y Zoe en la cámara del HTC One

Partiría de algo a la hora de abordar el tema de los ultrapíxeles: todos estamos de acuerdo en que apunta al enésimo término tecnológico-marketiniano de contenido más bien impreciso que puede acabar confundiendo más que ayudando, pero también es cierto que si no existiese esa obsesión mal entendida por medir la calidad de una cámara por sus megapíxeles, apuestas como las de HTC inventándose los “ultrapíxeles” no tendrían siquiera el poco sentido que puedan darle.

cámara HTC One

Dicho esto, siendo la calidad de las imágenes de la cámara algo que merece un análisis mucho más a fondo de lo que nos permitía la media hora que hemos pasado con el HTC One, por lo que nos hemos detenido en lo que han llamado “Zoe” y que profundiza en los desarrollos que vimos en 2012 en el software para fotografía y vídeo en terminales Android.

Zoe en el HTC One

La idea de este modo es que siempre se graba un vídeo a 1080p para cada disparo (un segundo antes del mismo, tres segundos después) así como 20 fotos sin que tengamos que hacer nada para indicarlo cada vez. De esta forma alrededor de la fotografía se guarda “la historia de los momentos antes, durante y después”, de hecho cuando las visitas en la galería descubres que empiezan a animarse las fotos con un efecto.

Sobre esto, Zoe ofrece herramientas de edición para crear un remix con las fotos, los vídeos y añadir música, con la posibilidad de compartirlo al instante a través de Zoe Share, Facebook o Youtube.

A bote pronto me ha parecido que tiene mucho encaje con los usuarios de Vine (aunque irónicamente, este no está disponible para Android) y con los papis que siempre estamos dudando entre foto y vídeo y luego nos alegramos de tener los dos para según qué momentos.

¿Esto es todo…..?

Hay mucho más que tenemos que analizar de este HTC One, algo que haremos en el análisis a fondo, pero aquí creo que tenemos un gran candidato dentro del género de los teléfonos franquicia este año con Android: gran pantalla a 1080p, mejoras en la cámara, intento de valor añadido en la capa software y de contenidos.

Peter Chou con el HTC One Peter Chou presentando el HTC One

Creo que hay dos valoraciones que tendremos que afrontar en el análisis final del HTC One: una es si el terminal consigue lo que promete en término de calidad (y aquí ya adelanto que tiene muy buena pinta), la otra es si estamos delante de una propuesta lo suficientemente diferencial -y que además sepan venderla – como para que HTC vuelva a crecer. De momento iría anotando un aspecto interesante: 175 operadoras en más de 80 países suena a que al menos el canal teleco sí que cree en ellos.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

32 comentarios