Compartir
Publicidad
¿Bombillas con altavoces? Existen, las hemos probado y dan para una buena fiesta
Análisis

¿Bombillas con altavoces? Existen, las hemos probado y dan para una buena fiesta

Publicidad
Publicidad

Es bastante entretenido atender a la "smartización", es decir, a ese auge por ponerle el smart a todo, y el hogar representa un campo muy fértil a labrar. Aspiradoras con sensores y control remoto, frigoríficos con cámaras y entre muchas otras cosas están las bombillas inteligentes. Un ejemplo de ello son las de Sengled, que buscan ser un elemento para la creación de un determinado ambiente con un toque moderno en cuanto a decoración.

¿Cómo se logra esto? Con red inalámbrica y con altavoces integrados. La idea es que las bombillas pongan algo más de su parte a la hora de crear el ambiente deseado, en este caso el audio. Las Sengled Pulse y Pulse Flex, bien individual o en conjuntos de varias de ellas, iluminan y reproducen música controlándolas con el smartphone y su app propias.

No apto para ambientes vintage y silenciosos

Al igual que otras bombillas inteligentes, en el caso de las Sengled Pulse y Pulse Flex también nos hemos de olvidar de la típica forma de bombilla (en forma de pera o tubo). En el caso de las Pulse Flex, se trata de una bombilla insertada en un medio cono de metal que tiene la rosca y la salida de luz a cada extremo, con el añadido de que el haz de luz atraviesa una tapa perforada en la que se integra el altavoz.

Bombilla 03

Las Pulse tienen forma acampanada siendo algo menos largas que las Pulse, y con diferencias en el patrón de la malla de plástico que cubre la bombilla y que es la salida de sonido (tampoco hay en este caso el borde saliente de plástico que sí tienen las Pulse Flex). De peso están por el estilo, con 420 gramos en el caso de las Pulse y 320 gramos en el de las Pulse.

El diseño es una de las características que destacan en el producto, si bien la idea es que se instale con uno de los portalámparas que también vende el fabricante (el Sengled Pulse Horn es una continuación del cono metálico de las Pulse Flex, por ejemplo). Así, se trata de una rosca E27 y de hecho funcionan en cualquier portalámparas con este ancho, dado que todo el hardware necesario está dentro de la bombilla (los Pulse Horn y Pulse Onion aportan estética, nada relativo a la funcionalidad de la wifi o el audio).

Bombilla

Os detallamos las especificaciones técnicas de las bombillas a tener en cuenta (temperatura del blanco, rosca, tamaño, etc.) en la siguiente tabla.

Sengled Pulse Sengled Pulse Flex
Dimensiones físicas 140 x 98 milímetros, 420 gramos 164 x 93 milímetros, 320 gramos
Temperatura de color Blanco cálido (2.700 Kelvin) Blanco cálido (2.700 Kelvin)
Brillo 600 lúmenes 420 lúmenes
Rendimiento de color 80 80
Ángulo del haz 105 grados 100 grados
Potencia máxima de altavoces 13 vatios 13 vatios
Frecuencia de respuesta 100 Hz - 20 kHz 100 Hz - 20 kHz
Compatibilidad con red inalámbrica Bluetooth 2.1 + EDR (Clase 2) 802,11a/b/g/n Wi-Fi® banda dual (2,4GHz&5GHz)
Colores Pearl White (blanco), Pewter (gris) o Candy Apple (rojo) Plata, champagne
Precio 129,90 euros más portes (pack de dos bombillas)
89,90 euros más portes (bombilla Master)
64,90 euros más portes (bombilla Satellite)
129,90 euros más portes
Sengled Pulse

Instalar, enroscar y sincornizar

Como comentábamos al principio, se trata de unas bombillas cuyo control se realiza desde el smartphone. La conexión necesaria entre ellos (así como si se tienen varias bombillas) es el Bluetooth en el caso de las Pulse y la wifi para las Pulse Flex, y justo éste es el primer paso para configurarlas y hacerlas funcionar. Vale la pena que tengamos preparada la app para una vez la instalemos y encendamos la configuremos al momento.

El proceso de configuración es bastante sencillo, gracias en parte a que la app te guía desde un primer momento paso a paso. En el caso de las Pulse tendremos que conectarlas como cualquier otro dispositivo Bluetooth, yendo a dicha configuración. Una vez la enlazamos nos salta un pop up que nos envía a instalar la app propia, porque cada uno de los modelos tiene la suya.

Pulse Flex
Si la bombilla está alejada y llega poca señal tendremos algunos problemas en el uso

En el caso de las Pulse Flex tenemos que añadir cada bombilla desde la app, que aparecerá entre las redes inalámbricas, asignando un nombre. Eso sí: lo recomendable es que la Sengled Pulse Flex esté en una zona en la que tenga buena recepción de la red, dado que si está alejada y llega poca señal tendremos algunos problemas en el uso.

Así, la configuración es bastante rápida y sencilla, quizás no tanto el uso. Si bien el inicio está muy bien explicado y casi no es necesario seguir las instrucciones del manual de uso en papel (lo reconocemos: en ocasiones les echamos un vistazo), la app es tan simple que en algunos casos se queda algo corta (por ejemplo, al configurar el apagado o Sleep, no se sabe demasiado bien si está configurado o no).

App

Mucha fiesta, pero pocas posibilidades

La estancia se llena fácilmemnte con el audio que emiten

La experiencia en general es buena: el objetivo de estas bombillas parece ser la decoración y, sobre todo, el ambiente, y el hecho es que la estancia se llena fácilmemnte con el audio que emiten (tanto una como si combinamos varias), aunque sea amplia y abierta. La iluminación es más bien tenue, con una intensidad media (no es baja, pero menos potente que por ejemplo los halógenos de 800 lúmenes) y de ángulo menor que otras al tener el recubrimiento del cuerpo de metal.

Sengled Pulse

El audio estará más o menos concentrado según cómo de separados instalemos los portalámparas. En nuestras pruebas hemos logrado alcanzar los 118 decibelios, que en la práctica se traducía en un sonido con bastante volumen e intensidad. Como hemos visto, el sonido sale por la cara de la luz de modo que si nos encontramos bajo la bombilla será el punto de percepción más directa, y la pérdida de calidad que suele haber cuando se alcanzan volúmenes máximos era mínima.

Un punto a favor: poder elegir la fuente de música. Un punto en contra: la app, demasiado escueta y con fallos puntuales.

Uno de los puntos a favor es que tiene varias opciones de fuente de música, como Spotify, Deezer o la música del dispositivo (también nuestras grabaciones de voz, a lo megáfono). Pero el punto más flojo es la app, demasiado escueta y en ocasiones poco obediente. Si bien aquí es vital que estemos en el alcance de la wifi (si nos alejamos un poco tendremos fallos de sincronización con el servicio de música aunque veamos que el móvil está conectado), al configurar el sleep en la Pulse Fex se apaga muy pronto aunque pongamos que lo haga lentamente, independientemente del tiempo que configuremos.

App

En este caso el sonido sí aguanta todos los minutos que configuremos (un mínimo de 6 minutos). Pero la pega principal es que, además de que no responde al tipo de apagado que queremos, no permite elegir la fuente del audio. Es decir, sólo podemos poner audio local (en el teléfono, nada de streaming) o los sonidos propios de la app (de ambiente, tipo zen).

A tener en cuenta está la instalación, pudiéndonos encontrarnos en el caso de tener ya el portalámparas o de comprar también éste. En el primer caso, como hemos explicado al inicio, se trata de enroscar la bombilla sin ninguna otra operación más (quedando pendiente sólo la sincronización con el móvil), y si optamos por la compra de las bases si tendremos que hacer la instalación del circuito (con el conocimiento y la precaución extra que esto requiere).

Bombillas

Las bombillas han sido cedidas para la prueba por parte de Sengled. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos