Apple y los nuevos iPhone ¿son sólo negocios?

Sigue a Xataka

Low cost iphone

“Un iPhone barato”, “un iPhone low cost”. Es difícil escapar al rumor y la predicción que pedíamos hace dos años y que, con todas las reservas, parece que vamos a tener este 2013. De hecho, si las filtraciones de las características técnicas del iPhone 5S y 5C son ciertas, creo que el dato más interesante de toda la presentación va a ser el precio que Apple marque para el segundo.

Y es que por mucho que se espere un “smartphone barato” el escenario más probable habría que leerlo como el del “iPhone menos caro“. En cualquiera de los dos casos la pregunta es “¿por qué?” o, mejor dicho, “¿por qué ahora y no hace dos años cuando ya se veía el crecimiento de Android en el segmento?“. Y luego otra cuestión ¿es acertado el diagnóstico de Apple y el tener otro modelo más competitivo en precio suficiente?

De mercados emergentes, sensibilidad al precio y efecto red

Hay decenas de indicadores para elaborar un diagnóstico, desde cuota de mercado mundial hasta los números de Android en China, sin olvidar el crecimiento de Windows en Latinoamérica para tener un diagnóstico en el que no debería faltar la aparente buena salud de Apple en Estados Unidos y otros mercados como Reino Unido.

Simplificando algo la situación podríamos resumir que Android es el sistema con mayor crecimiento en todo el mundo, con un comportamiento superlativo en mercados emergentes. Apple sigue creciendo en ventas pero no en cuota de mercado, mientras se asiste a un ligero crecimiento de Windows Phone mientras Blackberry sigue en caída libre y a Symbian se le da por amortizado. Parte de la justificación de este escenario para Apple radica en sus relaciones tirantes con las operadoras en algunos países (probablemente su próximo evento en China esté relacionado con ellas), pero el mayor motivo está en el precio.

Apple iphone

Lo que ha logrado Android – y Windows Phone cada vez más con la gama del 520 y 620 de Nokia – es algo “suficientemente bueno” a un precio accesible, alejado de los casi 700 euros que cuesta de partida un nuevo iPhone. Esta sensibilidad al precio no es exclusiva de los países emergentes, el crecimiento de los Samsung, HTC, LG y compañía en países como España está justificado no sólo por grandes teléfonos franquicia sino también por ser capaces de poner en las tiendas una gama completa de productos.

La cuota de mercado es también importante porque el efecto red es relevante de cara a futuro

Hay quienes apuntan que a Apple todo esto no le debería importar. Que son los que más ganan por producto, que su sitio está en la gama más alta, que son la empresa más rica del sector y que estas peleas de cuotas es “cosa de pobres”. Creo que es un error, la cuota de mercado es también importante porque el efecto red es muy relevante de cara a futuro. Más usuarios conociendo mi sistema (con resistencia al cambio), más usuarios con aplicaciones y servicios contratados sobre él, más demanda para los desarrolladores (véase en Asia), más posibilidades de economías de escala (disminución de coste de fabricación por unidad). Para una plataforma crecer en un entorno donde otras tiene el 90% es muy pero que muy difícil, que se lo digan a Microsoft con Windows Phone o a la propia Apple con Mac OS frente a Windows.

Lo que hoy es una ventaja para Apple para que muchos desarrolladores prioricen iOS frente a Android puede empezar a tornarse en lo contrario. Si eres un desarrollador enfocado al mercado chino, resulta una elección mucho más difícil dar prioridad a la plataforma de Apple.

Gamas en Apple y precio del iPhone 5C

Con esto volvemos al tema del precio del iPhone 5C como la gran noticia de la presentación, no sólo por entender cómo de competitivo puede ser respecto a la competencia sino por su potencial “canibalizador”

Que Apple para una misma categoría puede tener productos de distintas gamas y precios es algo patente en líneas como los ordenadores personales, iPod o iPad. En todos ellos hay los que están en el tope de gama y luego se encuentran otros más accesibles que sacrifican algunas características. Sin ir más lejos, que iPad Mini no trajese pantalla con resolución “retina display” habría que interpretarlo en esta clave: la tecnología la tenían desde hace tiempo, estaba en la gama de iPad, pero con el Mini y ante el empuje de los tablets Android de menor tamaño, prescindieron de ella.

iphone 5C colores

Llevado al mercado de los smartphones y viendo China como el gran desafío – allí actores como Xiaomi juegan fuerte en calidad precio con productos como Mi3 – algo competitivo debería acercarse más a los 300 dólares para acabar presentando un gama media. Aún así tendrían una competencia feroz con equipos de precio equivalente y grandes características hardware (Apple competiría con diseño, marca y experiencia global del producto), hay analistas que señalan que la verdadera competencia en China empieza bajando de los 200 dólares, pero esto parece un salto abismal teniendo en cuenta de donde parten los actuales iPhone.

El tema del precio del iPhone 5C sobre todo nos podría decir qué es lo que más le preocupa, qué mercado es prioritario para ellos y cuáles creen que son las causas de su inquietud

En el otro lado, algo muy agresivo en precio por un lado rompería la estrategia de la casa de pocos productos y altos márgenes por producto, además de presentarse como una vía rápida de canibalización. Dicho de otro modo, en los países donde iPhone sigue liderando y creciendo porque el mercado lo percibe como diferencial estarían comunicando la posibilidad de tenerlo por muchísimo menos precio. En este punto, Apple podría empezar a devorar sus mejores ventas para obtener otras no tan satisfactorias. Para evitar ese punto lo sensato sería que el nuevo modelo tuviese diferencias marcadas de calidad respecto al tope de gama – ese presunto iPhone 5S – y que en todo caso estuviese en la horquilla de los 400-500 dólares.

Otro mundo que se le resiste a la empresa dirigida por Cook es la empresa, para la que su falta de flexibilidad y el mantenerse en el precio tope con iPhone no ayudan. En conjunto, la decisión de precio no es para nada fácil si planteamos la difícil conciliación de negocio (márgenes altos, entrar en China y otros países, efecto red global, no canibalizar) y producto (ofrecer una calidad y producto que mantengan el nivel de la marca iPhone). Una idea sería que el número de terminales a presentar se fuese a tres para conciliar los tres escenarios o que el iPhone 5 bajase todavía más de precio, pero esta es una estrategia “a lo Samsung” en la que sería difícil encontrar a Apple.

Mi impresión es que si alguien no tiene miedo a canibalizarse es Apple. Ya lo hace con las ventas de iPad que aceleran el descenso de ventas de portátiles y lo mismo podríamos pensar de iPad Mini respecto a iPad. El tema del precio del iPhone 5C sobre todo nos podría decir qué es lo que más le preocupa, qué mercado es prioritario para ellos y cuáles creen que son las causas de su inquietud.

iPhone 5C, tamaño de pantalla y el diagnóstico de Apple

Si hace un par de años uno pensaba que Apple tenía que sacar un modelo más económico si quería frenar algo el crecimiento de Android, hoy no sólo sigo convencido sino que creo que no es suficiente. Hay un perfil que los analistas más “pro Apple” difícilmente ven o valoran y es el de los usuarios que prefieren otras opciones por ver un mejor producto en la competencia y no sólo por precio.

Quizás porque uno se ha movido en Android los últimos años, creo que hay un aspecto con el que de nuevo van tarde. Se trata del tamaño de pantalla. Con iPhone 5S y iPhone 5C algo que Apple también logra es unificar en sus últimos modelos el tamaño de cuatro pulgadas, algo que puede redondear sacando de la venta los más pequeños. Con este movimiento la justificación de dos terminales ahora es también tecnológica, reducir la fragmentación para que los desarrolladores tengan una única idea en la cabeza al desarrollar sus aplicaciones.

Mi punto es que difícilmente me voy a mover a un teléfono menor de 4.7 pulgadas, por muy bueno que sea el iPhone 5S. Entiendo que hay un perfil de usuario que lo prefiere más pequeño – a menudo reclama gama alta a fabricantes Android de hecho – pero en mi caso cada crecimiento que he tenido en mis manos lo he recibido con escepticismo y luego lo he abrazado sin que haya posibilidad de marcha atrás. Es más, el producto que más ganas tengo de probar de aquí a final de año es el Note 3 de Samsung.

Galaxy Note 3

En todo caso, pronto vamos a salir de dudas. Quizás, quien sabe, la sorpresa venga por otro lado y el diagnóstico de Apple no se parezca demasiado a todo esto que hoy comentamos. Pero sí es en este debate en el que Apple se sitúa, la gran pregunta cuando tengamos el precio es ¿cuánto han recortado en tecnología en el 5C para justificar al usuario que puede que compre el 5S?

Ya tenemos toda la información oficial sobre iPhone 5S y iPhone 5C con lo que la apuesta de Apple, de momento, está definida: ni gama baja ni gama media.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios