Síguenos

Parrot Zikmu Solo

Parrot quiere quitarse, poco a poco, la imagen de que es un mero fabricante de manos libres. Lo cierto es que es así, si bien es cierto que parte de su negocio son estos dispositivos también tiene una faceta muy atractiva y cada vez más completa: el audio.

Ayer en Madrid, Parrot nos presentó su nuevo altavoz estéreo para lanzarlo al mercado el próximo mes de noviembre: el Zikmu Solo. Un equipo de alta fidelidad que además viene con el sello del diseñador Philippe Starck. Os contamos nuestras impresiones.

A veces los ingenieros y los diseñadores se llevan bien

La relación entre ingenieros y diseñadores no siempre es fácil. Por muy bonito que sea por fuera un equipo, luego en el interior hay que desarrollar y colocar todos sus componentes. Este Zikmu Solo es el trabajo de varios y por lo que nos comentan desde Parrot no ha sido un desarrollo fácil.

Lo cierto es que tras verlo por fuera vemos que, efectivamente, ha sido un reto. El diseño de Starck cautivará a muchos mientras a otros les dejará indiferente. Moderno, con unas líneas sencillas y con la posibilidad de conectar el iPhone en la parte superior. Lo siento xatakeros: conector de pin antiguo, nada de Lighting.

Parrot Zikmu Solo

Materiales resistentes y con una factura de diseño a la altura de lo que se puede esperar de un altavoz de estas características. El panel que cubre los altavoces se basa en piezas magnéticas, algo de agradecer ya que es más fácil de manipular que las mecánicas.

Por fuera nos convence, estéticamente es bonito, la distribución de los botones en la parte superior es correcta y como base para poner nuestro iPhone es muy resultona. Pero dejemos de lado la parte estética para ver lo que nos interesa, su interior.

A pesar de ser un solo altavoz no hay que menospreciarle. Sus 100W de potencia en un tamaño tan reducido se notan cuando empezamos a escuchar música. En la parte superior tenemos tres altavoces, dos HARP laterales y un BMR central para proyectar el sonido en todas las posiciones.

Parrot Zikmu Solo

Tras escuchar unos cuantos temas con diferentes registros vemos que Parrot ha hecho un buen trabajo. Los graves son potentes pero no retumban (hasta 30 hz) y los agudos son fáciles de identificar. Toda la música que suena en los altavoces se procesa con un algoritmo de Parrot llamado Sound Flex.

Uno de los principales atractivos es la capacidad de crear sonido estéreo con sólo un equipo. No se solapan y en habitaciones pequeñas y medianas se escucha perfectamente desde cualquier punto. Sin embargo si estábamos pensando en este equipo para una sala grande no es la mejor opción.

Controlando la música desde el móvil, además de reproducirla

Aunque el conector del iPhone corona la parte superior del Zikmu Solo los de Parrot no se han querido olvidar de la parte de conectividad. Podemos transferir música o bien por Bluetooth, Wi-Fi o NFC. Además cuenta con un puerto Ethernet para extender la red, muy útil.

Parrot Zikmu Solo

De este modo, tenemos conectividad muy amplia de dispositivos y es que además en iOS y Android tendremos una aplicación con la que podremos configurar el altavoz de forma rebota: controlar los ecualizadores, indicarle en qué posición de la sala está para proyectar mejor el sonido e incluso decirle el tamaño de la habitación para la compensación de sonido.

Parrot Zikmu Solo, conclusiones

Parrot quiere posicionarse en la gama de alta fidelidad con un producto bastante atractivo. La primera sensación que nos ha transmitido ha sido muy positiva: potente, una calidad de sonido muy buena y además con muchas opciones de conectividad.

Sin embargo, todavía queda preguntarse si realmente es la mejor opción dentro de su gama, a partir de 799 euros, o más bien la marca Starck pesa más que la propia calidad técnica. Es pronto para sacar conclusiones en este aspecto pero dentro de poco lo veremos en un análisis a fondo del equipo.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios