Sigue a Xataka

Bang & Olufsen

Uno de los principales conflictos con los equipos de sonido es la instalación: cablear, elegir el mejor sitio posible y, si nos ponemos sibaritas, que todo cuadre con la decoración de la estancia. Bang & Olufsen nos lo quiere poner fácil con su nueva solución integrada presentada en el CES.

La compañía danesa ha presentado en las Vegas su conjunto de dos altavoces activos, BeoLab 15, un subwoofer, BeoLab16, y un amplificador independiente, Amplifier 1, para que podamos instalarlo en cualquier pared o techo sin ningún problema.

Los altavoces, con su propio amplificador, disponen de una unidad de agudos de tres cuartos de pulgada y una de medios de tres pulgadas. En función de la posición en la que vayamos a ponerlo podemos dirigir el sonido hasta 45 grados desde la posición original.

El subwoofer por su parte consta de dos altavoces graves de cuatro pulgadas en cajas selladas y conectados en fase para conseguir una mejor calidad de sonido y de paso que las vibraciones no lleguen a la pared. En este sentido, este conjunto cumple con todas las normativas de edificación.

Para acabar con el trío, tenemos el Amplifier 1: seis amplificadores independientes con dos unidades de clase D de 150 vatios que dan vida al subwoofer. Todo ello con un diseño discreto pero moderno en la línea del resto de productos de los daneses.

Todo el conjunto se pondrá a la venta el próximo mes de febrero en las tiendas habituales de Bang & Olufsen a un precio de 3.495 euros.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios