Sigue a

iGills SE-35

Hace poco hablábamos de la Optrix XD Sport, una carcasa que permitía llevar el iPhone de aventuras con la bicicleta de montaña o en deportes extremos. La carcasa de hoy es algo distinta, pero hará las delicias de los smantes del submarinismo.

La iGills SE-35 es una carcasa a prueba de agua capaz de sumergirse hasta 40 metros en las profundidades marinas. Lejos de ser sólo un trozo de plástico, el accesorio integra algunos ases en la manga muy interesantes para buceadores.

Una vez conectado al puerto del Phone, la SE-35 añade sensores de profundidad y temperatura a los que ya trae el smartphone de Apple. iGills ofrece una aplicación propia que sirve de ordenador de buceo.

iGills SE-35

Esta aplicación permite grabar sesiones de buceo en la que se registra la profundidad, el nivel de óxigeno aproximado disponible según las botellas que llevemos así como los índices de descompresión y nitrógeno en sangre según la profundidad alcanzada.

Para operar el iPhone, la carcasa incorpora cuatro botones en forma de cruz que nos permite navegar de una forma un poco rudimentaria pero efectiva por la pantalla táctil. El botón de cámara también está disponible, con lo que podemos hacer fotos o grabar vídeos subacuáticos.

Como suele pasar con las carcasas sumergibles de las cámaras, la iGills SE-35 no es barata. Su precio es de 330 dólares (270 euros al cambio).

Vía | iLounge
Más información | iGills

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios